Portal de Osakidetza

Acceso a la página de inicio de euskadi.eus

¿Qué es una colonoscopia?

Una colonoscopia es la forma más eficaz de diagnosticar un cáncer colorrectal.

 

Consiste en la realización de una exploración del intestino grueso: se introduce un tubo delgado y flexible, con una cámara incorporada en su extremo  y se le guía a través del intestino.

 

Se realiza en el hospital bajo sedación (control del dolor), sin necesidad de ingreso. Para la realización de esta prueba es imprescindible hacer los días previos a la misma una preparación específica que le indicará su Enfermera de su Centro de Salud.

 

Como ocurre con la mayoría de los procedimientos médicos, existe la posibilidad de que surjan complicaciones, como sangrado y perforación.

 

En todo caso, usted estará bajo vigilancia médica y en la Unidad de Endoscopias le indicarán qué debe hacer si nota cualquier molestia inusual tras la misma, que será atendida con todos los medios disponibles.

 

La mayoría de las personas que se someten a una colonoscopia no tienen cáncer.

 

También se pueden detectar pólipos (lesiones) que pueden evolucionar hacia un cáncer con el transcurso del tiempo. La extirpación de pólipos durante una colonoscopia puede reducir las probabilidades de contraer un cáncer colorrectal en el futuro.

 

Si se detecta cáncer colorrectal en una fase inicial, la probabilidad de supervivencia es superior al 90%.

 

Si a usted le han realizado una colonoscopia en los últimos 5 años no necesitará repetirla, por lo que le pedimos que se ponga en contacto con nosotros.

 

Puede consultar el siguiente video, también disponible en la Galería multimedia:

Fecha de la última modificación: 11/05/2015

Euskadi, bien común