Portal de Osakidetza

Acceso a la página de inicio de euskadi.eus

Cuida tu corazón

Actuación ante los síntomas de Alerta en la Insuficiencia Cardiaca

La Insuficiencia Cardiaca es una enfermedad crónica, por lo que aunque en el momento actual puede que Usted se encuentre bien, es posible que la enfermedad vuelva a provocarle molestias, por lo que debe cuidarse y estar alerta para reconocer lo antes posible los síntomas que le avisan. Lo ideal es que usted consulte a su médico o a su enfermera de referencia, como debe actuar  ante la presencia de estos síntomas que le avisan de que la enfermedad está reapareciendo (algunos pacientes pueden llegar a reconocer que se está provocando una retención de líquidos y pueden ajustar la medicación para orinar (los diuréticos)). 

 

Cuando se encuentra bien, debe disfrutar de todas las actividades, permanecer activo, pero debe permanecer alerta.

 

Habitualmente la Insuficiencia Cardiaca cuando se descompensa provoca retención de líquidos, por lo que hay una serie de actuaciones sencillas que puede el paciente realizar y evitar el empeoramiento:

 

Recomendaciones para evitar que progrese la retención de líquidos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Sea muy estricto con la dieta sin sal. No añada al cocinar ni en la mesa y evite todos los alimentos que pueden llevar Sodio (“Na” es como aparece en las etiquetas).
  • Beba una cantidad fija de líquidos (entre 1 litro y litro y medio). Recuerde que para contabilizar los líquidos que toma a  lo largo del día, debe tener en cuenta la fruta, las sopas y la leche.
  • No beba alcohol, ni bebidas gaseadas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Tome toda la medicación que se le ha indicado y a las horas señaladas.
  • Evite el exceso de actividad y las obligaciones. Intente hacer actividades que le relajen.
  • Comience a pesarse diariamente y apúntelo en una hoja o libreta. Realizando una tabla. Le ayudará a conocer si sigue la retención de líquidos. Estos datos también son importantes para su médico o enfermera, lléveselos para que los revise, sí acude a consulta en los próximos días o semanas.
  • A algunos pacientes, se les aconseja que se autoajusten la medicación para orinar (diuréticos: furosemida), y en caso de observar una retención de líquidos, subir la medicación para orinar (tomar 1 o 2 comprimidos más de los habituales, según como responda la cantidad de líquidos que pierda) durante 3 o 5 días (la más utilizada es utilizar para orinar un medicamento llamado Furosemida) y la forma de vigilar la respuesta a la subida de medicamento es mediante los cambios que se producen en el peso, si baja de peso es que está consiguiendo eliminar líquidos retenidos.
  • Si le han aconsejado el autoajuste de la medicación para orinar y ha subido el número de pastillas para orinar y pierde más de 1 Kilo en un día, le está haciendo mucho efecto la medicación, por lo tanto, el siguiente día vuelva a la dosis habitual. No es recomendable bajar más de 3 kg en 5 días. Si reduce las pastillas de diurético como le han indicado, pero le provoca retención de líquidos con subida de peso, debe volver a subir los comprimidos para orinar. Tenga anotado el control del peso y de la cantidad de diurético que ha ido tomado, lleve estas anotaciones a la siguiente visita en su centro de salud y puede consultar si está realizando el autoajuste del tratamiento correctamente.
  • Vigile la cantidad de orina que realiza a lo largo del día. No es necesario medirla, pero asegúrese de que por lo menos orina una cantidad similar a la que bebe (próximo o superior a 1 litro, aunque puede ser variable de unas personas a otras, debería orinar en 4 o 5 ocasiones por lo menos en un día).
  • Si sigue subiendo de peso a pesar de haber subido el diurético, probablemente está aumentando la retención de líquidos, pida hora en su médico de atención primaria.
  • Si ha bajado 2 o 3 Kg de peso y no ha mejorado su sintomatología (sigue con fatiga o tos nocturna), debe consultarlo en su Centro de Salud.
  • No tome medicaciones nuevas (cuidado con los antigripales y los antiinflamatorios), no se auto-medique. Especialmente tenga cuidado con todo lo que es efervescente, con los antigripales y con los medicamentos antiinflamatorios (que puede que utilice para el dolor de huesos). Los tratamientos para el dolor no los tomes salvo que sean imprescindibles, ya que excepto el paracetamol, la mayoría de los medicamentos anti-inflamatorios o analgésicos pueden retener líquidos. Si ha tomado estos medicamentos en las últimas semanas retírelos para comprobar si es la causa de que esté empeorando (de la descompensación de la Insuficiencia Cardiaca).
  • Si Usted es de tensión arterial elevada y dispone de aparato para tomarse la tensión, sería conveniente que se la tome y apunte, para mostrar estos datos a su médico en la siguiente visita. La presencia de valores muy elevados o más bajos de los habituales y de forma repetida son un motivo para solicitar cita en su médico.

 

 

Vigile lo que usted siente. Si hay un empeoramiento brusco o progresivo, si presenta dificultad de falta de aire estando en la cama o sentado, avise para que acudan a su domicilio al teléfono 112 o acuda de forma urgente a que le valoren en el Servicio de Urgencias.

 

 

Fecha de la última modificación: 16/04/2013

Euskadi, bien común