Portal de Osakidetza

Acceso a la página de inicio de euskadi.eus

Estás en:
  1. Ciudadanía
  2.  
  3. Osasun Eskola
  4.  
  5. Infórmate sobre tu enfermedad
  6.  
  7. Cuida tu corazón
  8.  
  9. Sincope y parada cardiorespiratoria
Cuida tu corazón

Actuación ante una parada cardiaca

Se reconoce a una persona que sufre una parada cardiaca porque pierde el conocimiento (se desploma y no se mueve), no responde a nuestras llamadas, no tiene signos de vida y principalmente porque no respira. 


Una persona puede presentar una parada cardiaca de forma brusca o habiéndose encontrado “mal” o con dolor en el pecho previamente. La persona se desmaya y no responde a nuestras llamadas. En este caso, nos debemos acercar y comprobar que no respira, valoramos sí sale aire por su boca – nariz y que el tórax (pecho) no se mueve. Con 10 segundos de observación es suficiente.

 
Recuerda. El punto clave es AVISAR cuanto antes a los SERVICIOS DE EMERGENCIAS. Llamando al número de teléfono 112.


 
Llama inmediatamente a los servicios de emergencias (Teléfono: 112), explica la situación del paciente (pérdida de conocimiento sin respiración) y facilita los datos para que os puedan encontrar (la dirección exacta).


 
Recuerda que el masaje cardiaco se realiza solo con tus manos y que no le puede provocar ningún daño a la persona que ha sufrido una parada cardiaca.

 

 

El masaje se realiza colocando al paciente boca arriba, sobre una superficie dura (el suelo es lo mejor), mediante compresiones torácicas, el sitio donde se aprieta es en el centro del pecho (se hace una línea con la imaginación que una ambos pezones, para localizar el sitio). Para que no lo olvides es el sitio donde iría una medalla colgada.

 

Las compresiones en el pecho de la persona con parada cardiaca se realizan con las dos manos entrelazadas. No dobles los codos. Mantén los brazos estirados y aprovecharas la fuerza de todo tu cuerpo. Las compresiones torácicas se hacen con una fuerza que consiga bajar el esternón 5 centímetros hacia el interior del tórax. Hazte a la idea que tus manos se tienen que dirigir hacia el corazón de la persona en el centro del pecho. Y el ritmo de las compresiones debe ser de 100 compresiones por minuto.

 

Recuerda.  El ritmo de compresión es 100 por minuto. Hay canciones que pueden permitir recordar el ritmo con el que hay que comprimir el pecho. La canción de “Macarena” o “Staying alive” pueden servir. Hay videos que pueden ayudarte a aprender cómo actuar ante una parada cardiaca.

 

Recuerda. Comienza y no te detengas de hacer masaje cardiaco, evita las pausas. Sí te cansas o te agotas, debes alternarte a comprimir con otra persona. Hay que seguir comprimiendo hasta que llegue la ambulancia.

 

Puede que haya un desfibrilador cerca (aparato que pone en marcha el corazón con una descarga eléctrica) y es muy sencillo utilizarlo. Se colocan unas pegatinas en el pecho y da instrucciones para la descarga.

 

Aunque no tengas conocimientos de medicina lo importante es pedir ayuda, llamar a los servicios de emergencias pero sin olvidar que se debe comenzar la reanimación.

 

Fecha de la última modificación: 22/04/2013

Euskadi, bien común