Portal de Osakidetza

Acceso a la página de inicio de euskadi.eus

Estás en:
  1. Ciudadanía
  2.  
  3. Osasun Eskola
  4.  
  5. Infórmate sobre tu enfermedad
  6.  
  7. Cuida tu corazón
  8.  
  9. Sincope y parada cardiorespiratoria
Cuida tu corazón

Prevención de lipotimias

Lo más sencillo para evitar que se le repita la lipotimia, es que Usted evite lo que le ha provocado la lipotimia las veces anteriores. Por ejemplo, sí le ha ocurrido en ocasiones cuando ha ido a sacarse análisis, la próxima vez que vaya a realizar una extracción de sangre, avise al personal sanitario que se ha desmayado las veces anteriores. Sería conveniente que realice la extracción en posición tumbada, sin mirar a la aguja ni la sangre y espere durante unos minutos tumbado hasta incorporarse.

 

Sí ha comenzado a notar la sintomatología que le avisa de que puede tener una lipotimia, evite las situaciones de riesgo por sí se llega a caer, (no vaya a unas escaleras, deje de conducir o a cruzar la calle).

 

 Sí es inminente la caída por el desmayo, se tiene que sentar reclinando la cabeza hacia atrás  o tumbar en donde se encuentre.  Sí le va a dar tiempo a desplazarse sin caerse, salga a un espacio abierto o vaya a un sitio fresquito.

 

Sí no tiene tiempo hasta la caída, avise a las personas próximas, tumbado y con las piernas levantadas es como se va a recuperar más rápidamente.

 

Beber abundante agua, especialmente los días de calor o que Usted va a sudar puede prevenir la lipotimia. Los días de mucho calor ó sí ha sudado por un ejercicio, incluso beber líquido, asociado con la toma de algún alimento salado puede evitarle un desmayo.

 

La utilización de medias de compresión venosa altas (hasta la cintura) especialmente cuando va a estar tiempo prolongado de pie, previene la lipotimia.

 

Realizar de forma regular, unos ejercicios de acostumbramiento (una tabla de ejercicios que se llaman “tilt training”) pueden reducir las lipotimias en las personas predispuestas.

 

También cuando se inicia la lipotimia, puede evitar llegar al desmayo o pérdida de conciencia, sí coloca la cabeza hacia atrás sentado o sí realiza una contracción de músculos del cuerpo (lo más sencillo es cerrar los puños y cruzar las piernas).

 

En ocasiones las lipotimias son muy frecuentes y sin síntomas de aviso, provocando traumatismos por las caídas e impidiendo que la persona llegue a realizar una vida normal por el temor e inseguridad que le producen, en estos casos puede ser necesario medicación.

 

Fecha de la última modificación: 09/08/2012

Euskadi, bien común