Portal de Osakidetza

Acceso a la página de inicio de euskadi.eus

Cuida tu corazón

Angioplastia o Stent coronario

Cuando una arteria que da riego al corazón o arteria coronaria sufre una ateromatosis(o depósito de grasa en la pared del vaso sanguineo), se produce una estrechez de la zona por la que pasa la sangre y por tanto, un menor riego de una zona del corazón.

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta estrechez de los vasos sanguíneos del corazón, llamados habitualmente “las coronarias”, puede dejar un trozo de musculo cardiaco sin riego y en consecuencia, esa parte de la pared del corazón queda debíl para bombear.

 

Sí la estrechez de la arteria coronaria no es completa, se produce una falta de sangre en la zona a la que esa arteria da riego y se provoca una angina de pecho (zona del corazón débil, que puede avisar doliendo, pero el tejido cardiaco está vivo).

 

Sí la estrechez de la arteria coronaria es completa, se produce una obstrucción total, deja de pasar la sangre totalmente. La zona del corazón a la que da riego esa arteria obstruida se queda sin recibir nada de sangre, produciéndose un infarto (zona del corazón muy debíl, que avisa al principio con dolor, pero puede quedar el tejido cardiaco muerto totalmente con una cicatriz permanente, sino se abre rápido la arteria obstruida).

 

Por este motivo es tan importante acudir rápido al hospital cuando una persona empieza con un dolor en el pecho que puede ser un infarto. Puede que el corazón haga una complicación como una arritmia que puede tratarse fácilmente en el hospital o por los servicios de urgencias y por otra parte, puede abrirse el vaso sanguíneo, el trozo de corazón recibe sangre y no muere completamente. El infarto o la necrosis que queda es mas pequeña en un infarto en el que la arteria responsable (que se ha obstruido) se abre precozmente.

 

Técnica para desobstruir los vasos del corazón

Realizando un cateterismo es posible, en la mayoría de las ocasiones, desobstruir los vasos sanguíneos del corazón.  Mediante un cateterismo o coronariografía se llega hasta el corazón a partir de una punción en la zona femoral (ingle) o en la radial (brazo). Inicialmente con un contraste se reconoce sí existen lesiones u obstrucciones en las coronarias.

 

Mediante un cateterismo, se introduce por la ingle o por la muñeca y se llega con unos catéteres o “cables delgaditos” al corazón.

 

Las técnicas que llegan al corazón desde el exterior, sin cirugía, se llaman “percutáneas” o “a través de la piel”. Lo que consigue abrir un vaso y volver a mejorar el riego sanguíneo donde no lo había, se llama “revascularización”.

 

A través de estos catéteres, desde la zona que se ha pinchado y dejado un introductor, se pueden introducir y llevar hasta las arterias del corazón unos globos desinflados, que posteriormente se hinchan con presión. Es lo que se llama angioplastia.

 

A través de los catéteres, se pueden introducir y llevarlos hasta las coronarias, unos muelles plegados y dentro de estas arterias se despliegan (se abren como un paraguas). Al desplegar o abrir el stent en el interior del vaso se consigue abrir la arteria y mantenerla abierta (es como poner un andamio). Este procedimiento es lo que se llama colocación de Stent (revascularización percutánea con stent).  

 

El stent está hecho de un material sintético, no provoca alergias, que posteriormente no da ningún problema (sin riesgo en aeropuertos o en la resonanciaI, queda colocado en la arteria y no se puede retirar (en un futuro, probablemente, serán de un material que se reabsorba y llegue a desaparecer).

 

Cuando hay un infarto o una angina de pecho se utiliza la angioplastia (balón que abre la pared de la arteria) o se coloca un stent coronario (muelle que se expande y permite el flujo de sangre). Con estos procedimientos se consigue abrir el vaso sanguíneo y mejorar el riego sanguíneo de las paredes del corazón.

 

Al conseguir abrir el vaso obstruido y mejorar el riego del corazón, mediante angioplastia o stent, se puede mejorar los síntomas que produce la enfermedad coronaria. La falta de riego del corazón produce síntomas como la angina de pecho o el infarto agudo de miocardio. Al reducir la estrechez de las arterias del corazón además de mejorar como se encuentra el paciente, también puede mejorar el funcionamiento o bombeo del corazón.

 

Cuando una persona acude a un hospital por un infarto agudo de miocardio, lo mas probable es que tenga una arteria del corazón cerrada o casi obstruida totalmente. Por este motivo, se le va a aconsejar realizar un cateterismo de urgencia (en las siguientes horas a su llegada).

 

Sabemos que cuanto antes se realice el cateterismo y se consiga abrir la arteria responsable del infarto que se está produciendo, se podrá salvar musculo cardiaco y el infarto será de menor tamaño.

 

Recuerde. Cuando se produce un infarto el tiempo es músculo cardiaco. Cuanto mas se tarde en abrir la arteria, más músculo cardiaco queda dañado de forma irreversible. El realizar un cateterismo y abrir la arteria con un stent durante un infarto cardiaco o un ataque de corazón reduce el tamaño del infarto.

 

Precauciones ante un cateterismo

Para realizar un cateterismo (aunque se llegue a realizar una angioplastia o a colocar un stent) no se necesita anestesia, únicamente se administra un tranquilizante, pero el paciente se mantiene despierto durante todo el procedimiento.

 

El cateterismo es un procedimiento que se realiza de forma rutinaria en muchos hospitales, es generalmente seguro, pero existe un pequeño riesgo de complicaciones serias. Las complicaciones más frecuentes son el sangrado, el hematoma, el daño renal por el contraste, el ataque cardiaco o la embolia. La posibilidad de fallecer es menor del 2%.

 

En la zona donde se realiza la punción para introducir los catéteres, puede quedar un hematoma o moratón durante los días posteriores al cateterismo, que poco a poco va desapareciendo.

 

Antes del cateterismo es conveniente realizar una analítica de sangre.  Es importante conocer el funcionamiento de los riñones (avise si tiene insuficiencia renal) y también debe avisar sí ha tenido alguna vez alergia en las pruebas que utilizan contraste (urografía, escáner), ya que el cateterismo utiliza contraste con yodo.

 

En caso de que tome  anticoagulantes se debe retirar el sintrón y sustituir por heparina. Los nuevos anticoagulantes no deben tomarse el día que se va a realizar el cateterismo y consulte a su médico y avise en el hospital de que los está tomando y la última dosis que ha tomado. Otra medicación que se aconseja retirar para realizar el cateterismo, durante los dos días anteriores es el Dianbem, utilizado para la Diabetes o glucosa elevada. El resto de medicaciones no hay problema en tomarlas, pero consúltelo con su médico.

 

La mayoría de la gente se va a casa al de unas horas de que le realicen un cateterismo y se permanece ingresado 1 ó 2 días cuando realizan en el cateterismo una angioplastia o colocan stents.

 

Es importante realizar unos cambios en el estilo de vida después de la angioplastia o colocación del stent para prevenir que otras arterias se tapen. Es muy importante dejar de fumar y este es un buen momento.

 

Existe la posibilidad, poco frecuente, en menos de un 5% de las ocasiones, que una arteria que ha sido dilatada con angioplastia o stent vuelva a obstruirse y suele ocurrir en los 6 meses siguientes al procedimiento. Esto se conoce como reestenosis. En los meses siguientes a la dilatación o colocación de un stent puede producirse la formación de un trombo en el vaso sanguíneo, para evitarlo se deben tomar unos fármacos llamados antiagregantes durante meses.

 

Gracias a la angioplastia y la colocación de stent, es posible abrir vasos que están obstruidos o cerrados y conseguir que vuelvan a recibir sangre las paredes de su corazón. Son técnicas que se realizan de forma habitual en los hospitales y que tienen poco riesgo, mejorando la calidad de vida de las personas.

 

En pocos días, puede comenzar a realizar actividades diferentes (paseos, actividad sexual) e ir incrementando de forma progresiva lo que va haciendo. Consulte con su médico y siga las recomendaciones de ejercicio.

 

Fecha de la última modificación: 07/05/2013

Euskadi, bien común