Portal de Osakidetza

Acceso a la página de inicio de euskadi.eus

Cuida tu corazón

Ecocardiograma

Mediante la utilización de ultrasonidos (utilizando unas ondas de forma similar a un sonar, sin radiación),  se realiza el ecocardiograma (eco).

 

Haciendo un eco de corazón se puede valorar el tamaño, el movimiento y la fuerza de las paredes del corazón, ya que nos permite ver su movimiento. También el ecocardiograma reconoce el funcionamiento de las válvulas que se abren y cierran en el interior del corazón, así como el tamaño de la aorta (el vaso sanguíneo principal que sale del corazón) y del pericardio (la bolsa que rodea al corazón). 

 

 

Habitualmente el Ecocardiograma se realiza al paciente tumbando con el pecho descubierto, colocado en posición latera. El médico o en ocasiones un técnico, acerca al pecho un transmisor (llamado transductor) que lo va moviendo por diferentes sitios del pecho y capta imágenes que va viendo en una pantalla y grabando o sacando fotografías. Con las diferentes posiciones del aparato va viendo el corazón desde diferentes sitios.

 

En ocasiones es necesario apretar el transductor contra el pecho, para poder conseguir una mejor imagen, pero no es una prueba dolorosa ni tiene riesgos. La duración de la prueba es de 15 a 30 min.

 

Habitualmente se utiliza el ecocardiograma para valorar sí el corazón está agrandado o dilatado y su fuerza de bombeo. Sí las válvulas del corazón no funcionan adecuadamente se puede ir viendo sí se agrava.

 

A partir de la valoración de como se mueven las paredes del corazón es posible conocer si el corazón tiene una zona que no se mueve como una cicatriz provocada por un infarto (y así conocer sí es un infarto grande o pequeño.

¿Qué preparación necesita el Ecocardiograma?

 

No es necesario acudir en ayunas y puede tomar la medicación.

 

En ocasiones, puede ser necesario colocar los electrodos del electrocardiograma, para valorar la relación entre la actividad eléctrica y el movimiento del corazón.

 

¿Necesita consentimiento informado el ecocardiograma?

 

No.

 

¿Qué contraindicaciones o riesgos tiene el Ecocardiograma?

 

No tiene contraindicaciones, ni riesgo, ni radiación.

 

En ocasiones se puede solicitar un ecocardiograma para valorar como se comporta nuestra corazón con el esfuerzo. Para ello se realiza inicialmente una valoración del corazón estando en reposo y se vuelve a realizar después de realizar una prueba de esfuerzo. Es lo que llamamos un Ecocardiograma de Esfuerzo. Según la respuesta del movimiento del corazón con el esfuerzo o el comportamiento de la sangre en las válvulas podemos valorar la respuesta del corazón al esfuerzo. Tiene los riesgos de la prueba de esfuerzo y se debe firmar un consentimiento informado.

 

Sí la persona no puede realizar el esfuerzo, se puede administrar una medicación que provoca que suban las pulsaciones de forma brusca y de esta forma valorar la respuesta del corazón como sí la persona realizara un esfuerzo, es lo que se conoce como una ecocardiografía de estrés farmacológico.

 

Habitualmente la medicación que sube las pulsaciones es bien tolerada y tiene riesgos provocados por forzar el corazón.

 

Es necesario firmar consentimiento.

 

En algunos pacientes, puede ser interesante conocer como es la parte de atrás del corazón, (donde se encuentran la válvula mitral y la aurícula), localizados en la parte posterior del tórax, la zona más alejada de la pared torácica pero que están próximos al esófago. Por este motivo, se introduce un transductor delgadito por la boca del paciente hasta el esófago y se consiguen imágenes mejores de estas zonas. Es una prueba conocida como ecocardiograma transesofágico.

 

Es una prueba parecida a la gastroscopia (los tubos que se meten al estómago) pero más finos. Puede ser un poco molesta, pero se administra un tranquilizante suave.

 

Debe acudir en ayunas y acompañado.

 

Tiene el riesgo de introducir una sonda por la boca y es necesario el firmar un consentimiento.

 

Fecha de la última modificación: 24/07/2012

Euskadi, bien común