Portal de Osakidetza

Acceso a la página de inicio de euskadi.eus

Tratamiento del Dolor Crónico

El paciente con dolor lumbar crónico suele “intentar” múltiples tratamientos. Muchos de esos tratamientos no son efectivos o no existen estudios científicos que los avalen.

 

 De manera breve en cada uno de ellos pondremos: Efectivo, no efectivo o no comprobado.

 

 De todas formas, es lícito, de acuerdo con el paciente, “probar” determinadas técnicas que si bien no están comprobadas, sus efectos secundarios son escasos y siempre informando adecuadamente al paciente de los que se pretende conseguir.

 

 En cualquier caso se suele hacer un tratamiento por escalones, empezando por lo más sencillo y acabando en lo más invasivo. Los objetivos fundamentales son el control del dolor y el mantenimiento de la función.

 

 La cirugía produce buenos resultados en casos seleccionados. El abordaje del dolor crónico suele ser multidisciplinar: Traumatólogos y Neurocirujanos, Rehabilitadores y Fisioterapeutas, Reumatólogos, Especialistas en Unidades del Dolor, Psicólogos-Psiquiatras y todo controlado por el Médico de Familia.

 

 

Información: Una buena información proporcionada por un profesional de la salud ayuda a comprender la enfermedad, a conocer su curso y despejar dudas y creencias erróneas. La utilización aislada de Internet, puede confundir si no va acompañada del consejo de un experto, mientras que si se usa guiado por él puede ser de gran utilidad. Efectivo.

 

 Medidas generales:

 

  • Higiene postural:
    • Escuela de espalda.
    • Reeducación postural global (RPG).

       Efectivo - No comprobado.

 

  • Actividad:
    • NO HACER REPOSO ABSOLUTO. Es mejor levantarse y moverse (lo que pueda) que permanecer en cama totalmente.
    • Es mejor andar que estar sentado o parado de pie durante un largo periodo de tiempo.
    • Volver al trabajo lo antes posible disminuye el dolor a largo plazo.

         Efectivos.

 

  • Ejercicio:
  • Ejercicios de potenciación de la musculatura abdominal, lumbar, glúteos…
  • Ejercicios de flexibilización ayudan a la recuperación (Tai Chi, Yoga, Pilates…).

        Efectivos.

 

    • Calor en la zona dolorosa: Aunque se utiliza muy frecuentemente y produce alivio del dolor, no existen estudios científicos que lo avalen.

             No comprobado.

       

    • Masaje: Ayuda a la relajación muscular pero no acorta el tiempo del dolor.

                                  No comprobado.

 

    • Laser, magnetoterapia:

             No efectivo.

       

    • Manipulaciones vertebrales: Pueden ayudar, pero no existen muchos estudios serios que los avalen. Se recomiendan más en los lumbagos que en las ciáticas. Pueden tener efectos adversos si no se realizan de forma adecuada.  Efectivo - No comprobado.
    • Tracciones vertebrales:
      • Tanto las realizadas con las máquinas modernas, como con métodos antiguos no presentan una efectividad a largo plazo. 

        No efectivo.

      • Las tablas de inversión alivian en muchos casos, pero no se han estudiado adecuadamente.

         

    • Faja o lumbostato: No hay que usarla de continuo. No efectivo.

      Puede ayudar para el trabajo o el deporte intenso, pero hay que evitar llevarla  todo el tiempo. Efectivo en estos casos.

    • Terapia Cognitiva Multimodal:Consisten en técnicas psicológicas para modificar el comportamiento del paciente y su entorno familiar y social.  Se da información, se enseñan técnicas de relajación, de acomodo al entorno…

      Efectivo.

    • Intervención neurorreflejoterápica (NRT):
      • Consiste en poner unas grapas especiales en diferentes lugares de la espalda.Efectivo.
      • TENS: Estimulación eléctrica transcutánea: No comprobado.
      • Acupuntura: No efectivo.
      • Infiltraciones epidurales: Efectivo.   
      • Infiltraciones facetarías: No efectivo pero necesario como paso previo a una rizolisis.
      • Infiltraciones locales y en puntos gatillo: No efectivo.
      • Ozonoterapia: No efectivo.
      • Rizolisis: Efectivo.
      • Cirugía de columna vertebral:

        La cirugía de la columna lumbar tiene una mala prensa entre la población. Sin embargo, las técnicas han mejorado en los últimos años y se ha conseguido una importante mejoría en los resultados (hasta el 80% de los casos mejoran).

        Existen técnicas muy variadas que podemos resumir en:

        • Liberaciones nerviosas (p.ej.discectomía en una hernia discal)
        • Artrodesis (fijación con o sin tornillos de dos o más vértebras).
        • Técnicas dinámicas con prótesis de disco lumbar o fijaciones dinámicas.

        El estudio multicéntrico SPORT (US) demuestra la ventaja de la cirugía sobre el tratamiento conservador tanto en las hernias discales, como en las espondilolistesis, como en las estenosis de canal.

        Efectivo.

        • Neuroestimuladores: Colocación de electrodos en la médula para evitar que se trasmita el dolor hacia el cerebro. No comprobado. 

Fármacos: 

    • Analgésicos (Paracetamol, Metamizol): Son los fármacos iniciales en el tratamiento. No suelen controlar el dolor.
    • Antiinflamatorios No Esteroideos (AINES): Son del tipo de la aspirina, ibuprofeno, diclofenaco. Tratamiento de elección si fallan los analgésicos anteriores. Tienen efectos secundarios y no se deben tomar sin control.

      Efectivo.

    • Relajantes musculares: Mejoran los síntomas musculares y ayudan a dormir. Solos tienen un efecto muy limitado.

      No efectivo.

    • Corticoides por vía general: Pueden acortar la fase de dolor pero tienen muchos efectos secundarios por lo que siempre se deben usar bajo control médico.

      No efectivo.

    • Otros:
      • Analgésicos opiáceos(Tramadol, Buprenorfina, Fentanilo, Oxicodona): Se utilizan como refuerzo de los anteriores si no se controla el dolor.

        Efectivo.

      • Estabilizadores de la membrana nerviosa (Gabapentina, pregabalina…): Tienen efecto sobre todo en el dolor neuropático. Útiles en las ciáticas asociados a AINES.
Fecha de la última modificación: 29/06/2012

Euskadi, bien común