Portal de Osakidetza

Acceso a la página de inicio de euskadi.eus

Depresión

¿Qué es la depresión?

  • Es un tipo de enfermedad mental que nos impide funcionar con nuestras capacidades y energía habitual, pudiendo afectar seriamente nuestra vida familiar, laboral o social.
  • Tiene su origen en el sistema nervioso pero no se conoce su causa concreta.
  • Puede llegar a ser muy grave y se asocia a un porcentaje elevado de los casos de suicidio.
  • La depresión es frecuente: una de cada 10 personas en nuestro país sufrirá al menos un episodio de depresión a lo largo de su vida.
  • Cualquier persona puede tener una depresión: Personas mayores, jóvenes, hombres o mujeres, de cualquier carácter, origen o situación socioeconómica.
  • Sin embargo el riesgo de tener una depresión es algo mayor en algunas personas, por ejemplo: Mujeres (2-3 veces más que los hombres), personas con historia familiar de depresión, personas que han vivido un suceso estresante, aquellas que tienen enfermedades físicas o dolor crónicos, personas que tuvieron una depresión en el pasado o que tienen algún otro problema de salud mental por ejemplo consumo problemático de alcohol.
  • Es importante saber que la depresión no siempre aparece en personas que tienen problemas, dificultades o preocupaciones concretas, puede aparecer también sin "desencadenante" aparente.
  • La duración de la depresión es variable, desde semanas a años. En general puede decirse que la mayor parte de las personas que padecen una depresión se sienten mejor una vez transcurridos 4-6 meses. Algunas personas presentan síntomas más duraderos. Si la depresión dura 2 o más años se denomina depresión crónica.
  • Disponemos de tratamientos eficaces, que pueden consistir en la toma de medicación (antidepresivos) durante unos meses o las terapias psicológicas. También existen técnicas de autoayuda muy útiles en los casos de depresión menos severa. En todos los casos se recomienda seguir unos "hábitos de vida saludables" para la salud mental (Poner link al apartado "Hábitos saludables…").
  • A pesar de la existencia de tratamientos eficaces, el 40% de las personas con depresión no consultan con su médico para recibir una valoración y tratamiento. Muchas veces por desconocimiento (no entienden muy bien qué les está pasando) o por temor (miedo a la enfermedad mental, al "qué dirán"…).
  • No hay que confundir la depresión con la "TRISTEZA NORMAL": Es normal sentir cierta tristeza o preocupación de vez en cuando, bien sea por algún problema o también sin causa aparente, pero la tristeza "normal" es leve y pasajera y no afecta de forma significativa al funcionamiento de la persona. Por ello no requiere tratamiento médico, aunque sí un cierto apoyo por parte del entorno y seguir unos hábitos saludables.

"Depresión Mayor", la depresión más frecuente

  • Es a la que nos referimos habitualmente cuando hablamos de "depresión".
  • La depresión mayor no es idéntica en todas las personas pero hay algunos aspectos comunes que ayudan a identificarla y que permiten a los profesionales de la salud poder hacer un diagnóstico. Para poder decir que una persona tiene una depresión mayor es necesaria la presencia de varios síntomas,entre los que se incluyen:
      • Emociones: Tristeza intensa, llanto, irritabilidad o incapacidad para disfrutar de las cosas.
      • Pensamientos: Pesimismo, baja autoestima, culpabilidad, problemas de concentración o memoria.
      • Comportamiento: Aislamiento, inactividad o descuido de responsabilidades.
      • Otros: Cambios en el apetito, problemas de sueño o pérdida de energía.
    • La presencia de síntomas debe acompañarse de una alteración en el funcionamiento cotidiano, sintiéndose la persona incapaz de desarrollar sus actividades habituales (por ejemplo, dificultades para rendir con normalidad en el trabajo, para relacionarse con los demás o para desarrollar las actividades de ocio o hobbies habituales...).
    • Los síntomas y dificultades deben estar presentes la mayor parte del tiempo al menos 2 semanas.
    • Algunas personas, en especial las personas de mayor edad, pueden presentar algunos síntomas diferentes incluyendo las molestias físicas (dolor de cabeza, mareos o molestias digestivas por ejemplo), los problemas de memoria, la ansiedad o inquietud...
  • En función de la intensidad de los síntomas la depresión puede ser leve, moderada o grave. En la depresión leve el número de síntomas presentes es menor y también lo es la alteración en el funcionamiento cotidiano.
Fecha de la última modificación: 12/02/2014

Euskadi, bien común