Botiqun. Qu hacer ante accidentes o sntomas leves en casa?

¿Qué debo hacer tras una ingestión accidental de Medicamentos?

Mantenga la calma. Tenga a mano el producto que sospecha origen de la intoxicación y llame por teléfono al Instituto Nacional de Toxicología:

915 620 420

Disponible las 24 horas

El catarro es un proceso que se manifiesta con tos, congestión nasal, lagrimeo y mocos. Generalmente es causado por una infección vírica, resolviéndose de manera natural, pasados 3-10 días, sin necesidad de tratamiento. Para las infecciones virales, como el resfriado o la gripe su médico no le recetará antibióticos, ya que éstos no surten efecto con los virus.

Para aliviar los síntomas del catarro:

  • Evite fumar y la exposición a ambientes con humo
  • Mantenga una buena hidratación oral. Los líquidos ayudan a disolver el moco y facilitan la expectoración.
  • Humedezca el ambiente seco de las habitaciones, causadas por las calefacciones, colocando recipientes con agua o humidificadores eléctricos.
  • Puede realizar lavados nasales con agua salada o suero salino, suelen aliviar la congestión nasal.
  • Si tiene fiebre o malestar general, podrá usar Paracetamol o Ibuprofeno.
  • Para la tos seca con cosquilleo, son útiles las pastillas para la tos o caramelos duros.

En general, se dice que hay fiebre si la temperatura es igual o superior a 38ºC, por debajo de esta temperatura se habla de febrícula. Utilice siempre el termómetro para medir su temperatura. La temperatura de la axila, el oído y la frente son más fáciles de tomar que las temperaturas rectal u oral, pero no son tan precisas. Al medirse la temperatura, esta puede variar levemente según cómo realice la medición. Para tomar la temperatura:

  • Asegure que la zona esté seca y no haya estado en contacto con elementos o líquidos calientes o fríos.
  • Coloque la punta del termómetro en la axila o debajo de la lengua.
  • Mantenga la postura envolviendo y sujetando el termómetro. La mayoría de los termómetros digitales tardan en torno a 1 minuto.

Los antitérmicos como por ejemplo el paracetamol son medicamentos que pueden ayudar a controlar la fiebre y el malestar que provoca.

Los analgésicos

Son medicamentos útiles para el dolor. El paracetamol, no tiene acción antiinflamatoria pero es un buen analgésico para el dolor leve y no afecta al estómago.

La dosis recomendada en personas adultas y/o a partir de 34 kg de peso es: 500mg cada 6 horas.

La dosis diaria recomendada para niñas/os se calcula en función del peso. Para un jarabe de paracetamol de 100mg/ml (lo más común en el mercado).

Los antiinflamatorios

sólo se deben usar cuando hay datos que orienten a que la dolencia está causada por una inflamación y/o para aliviar el dolor leve moderado (menstrual, de cabeza…etc.) Hay personas a las que estos medicamentos les pueden provocar problemas en el estómago, por lo que su utilización debe ser recomendada por el médico. El más utilizado es el ibuprofeno.

La dosis más segura y adecuada de ibuprofeno en adultos es 400 miligramos, que en caso necesario, puedes tomar hasta tres veces al día.

Para los más pequeños de la casa, existen los jarabes de ibuprofeno. Estos se diferencian en su concentración pudiendo encontrarse al 2% o al 4%, por lo que antes de su administración deberá de saber que concentración está manejando. La siguiente tabla muestra la dosis recomendada según el peso.

Si tiene vómitos o diarrea importante asegure que ingiere suficiente cantidad de líquido para evitar la deshidratación. Tienen más riesgo de sufrir deshidratación los/ las niños/as y los/las ancianos/as. Es mejor tomar pequeñas cantidades de líquido con frecuencia, que beber una gran cantidad de una sola vez, ya que esto puede producir más vómito.

Si es una persona mayor de 14 años, puede preparar esta fórmula casera que le ayudará a mantenerse bien hidratado.

  • Agua: Puede ponerle zumo de limón.
  • Infusiones y caldos
  • Agua de arroz: Se hierve un litro de agua con un puñado de arroz durante treinta minutos, se cuela y se deja enfriar antes de tomarlo.
  • También se puede preparar del mismo modo el Agua de zanahoria
  • Suero casero: En un litro de agua se ponen:

- Dos cucharadas soperas de azúcar

- Media cucharilla de sal

- Media cucharilla de bicarbonato

- Una taza de zumo de limón.

Cualquiera de estas preparaciones puede guardarse un máximo de 24 horas en la nevera.

En niños/as menores de 14 años se recomienda el uso de preparados comerciales para la rehidratación oral, dado que los preparados de fórmulas caseras no contienen las proporciones de electrolitos y azúcar concretas y específicas.

Por norma general y salvo en niños/as, las bebidas para reponer sales minerales y agua que se utilizan en la actividad física intensa podrían ser suficientes en personas adultas sanas sin riesgo de deshidratación.

La primera medida ante una herida es lavarla, poniéndola al chorro de agua del grifo y lavándola con agua y jabón para que se haga una buena labor de arrastre del contaminante de la herida. Una vez lavada la herida, se puede aplicar algún antiséptico.

Los antisépticos, como la clorhexidina acuosa o la povidona yodada son sustancias que se utilizan para evitar la infección de las heridas. Se recomienda la utilización de clorhexidina acuosa para la desinfección de la piel, mejor que la povidona yodada. Si fuera necesario también puede cubrir la herida con una gasa o apósito.

Para las lesiones, como escoceduras que surgen con el uso de pañales o ante la exposición de heces irritantes, son muy útiles las pomadas o crema barrera que contienen óxido de zinc.

Ante una quemadura superficial (enrojecimiento de la piel, sin ampolla) se debe enfriar la zona aplicando agua fría durante 15 minutos. Se puede utilizar pomada para quemaduras cubriendo después el área afectada con una gasa o un apósito no adherente. No aplicar en las quemaduras productos tales como aceite, manteca, hielo, pasta de dientes… porque tal vez la quemadura tarde más en curarse.

Las quemaduras solares, causan envejecimiento prematuro de la piel y pueden provocar cáncer de piel. Para prevenirlas tome siempre el sol de forma prudente y utilice cremas con factor de protección solar acorde a la edad su tipo de piel. Para aliviar las molestias de una quemadura de este tipo, se puede aplicar una compresa-gasa fría húmeda en la piel y tomar un analgésico (paracetamol-ibuprofeno) si hay dolor. Se debe rehidratar la piel pues ayuda a reducir la hinchazón, aplicando una crema hidratante fría. No tome el sol hasta que la quemadura se haya curado. Si se sigue exponiendo al sol aumentará el dolor y la gravedad de la quemadura. Si la quemadura es severa y se producen ampollas, consulte en su centro de salud.

Utilice repelentes antimosquitos para evitarlas. Ante una picadura de un insecto, se debe aplicar frío durante 1 minuto, no aplicando hielo directamente, sino a través de una bolsa específica o bolsa de alimentos congelados. En caso de dolor, se puede utilizar un analgésico e, incluso, una pomada calmante durante 3 días. Si la picadura ha sido provocada por alguna garrapata, que no puede retirar, acuda a consultar con el equipo de salud para que le ayude a hacerlo con seguridad.

Si un producto químico o irritante, como los productos de limpieza habituales domésticos, le salpica en el ojo, se debe limpiar el ojo con abundante agua durante al menos 20 minutos. Use el agua limpia y tibia del grifo o la ducha. Baje la cabeza y gírela hacia un lado, manteniendo abierto el párpado del ojo afectado debajo del chorro suave del grifo. Si usa lentillas quíteselas, si es que no salen durante el lavado. Asegurar un adecuado lavado de las manos con agua y jabón evitará que no quede producto químico o irritante.

Los sangrados nasales suelen darse con relativa frecuencia especialmente en los niños/as. La mucosa nasal es una zona irrigada por multitud de pequeños vasos sanguíneos, por lo que una pequeña rotura de los mismos puede bien por manipulación, por sequedad de la mucosa o por tomar medicamentos anticoagulantes o antiagregantes.

Es importante mantener la calma, siéntese o manténgase de pie ligeramente inclinado hacia delante. La medida más eficaz es la compresión digital sobre las alas de la nariz durante al menos 15 minutos (en niño/as mantener la presión constante durante al menos 5 minutos). Esta compresión la puede realizar directamente con los dedos o con ayuda de alguna gasa o algodón.

En el caso de que el sangrado no ceda pasados 30 minutos en caso de personas adultas o 10 minutos en niños, consulte con su equipo de salud.

Hablamos de lesiones producidas por un golpe o impacto sobre la piel, sin llegar a romperla, por lo que no produce herida. Las contusiones leves son aquellas que afectan a la parte superficial de la piel y se reconocen por el enrojecimiento de la zona contusionada o por la aparición de un hematoma. Suele acompañarse de dolor de intensidad variable y puede existir inflamación de la zona. Este tipo de contusiones mínimas o leves no requieren una atención especial, la aplicación de frío local, el reposo relativo y/o el uso de solución tópicas a base de árnica suelen ser efectivas para el manejo del dolor.

Fecha de ltima modificacin: