Cncer colorrectal

¿Qué es
el cáncer de colon y de recto?

El cáncer de colon y de recto (cáncer colorrectal) es una enfermedad de la pared del intestino grueso. La mayoría de las ocasiones empieza a partir de un pólipo intestinal que, con el paso del tiempo (10-15 años), aumenta de tamaño y evoluciona a una lesión maligna (cáncer). Al ser un proceso lento se puede detectar de forma temprana.

¿Es frecuente?

Es uno de los más frecuentes en los países desarrollados, ocupa el segundo lugar después del de próstata en hombres y el de mama en mujeres.

El riesgo aumenta con la edad, ocho de cada diez personas diagnosticadas son mayores de 60 años. Además, el sexo también es un factor que influye, son los hombres quienes presentan casi el doble de posibilidades de desarrollar lesiones pre-malignas y malignas.

En el 70-80% de los casos no está asociado a riesgo familiar, ni depende de factores hereditarios, aunque es aconsejable consultar si se tiene familia de primer grado menor de 60 años con ese diagnóstico o dos o más familiares de segundo grado. También tienen más probabilidad las personas con alguna enfermedad inflamatoria intestinal crónica y/o pólipos.

Programa de detección precoz de cáncer de colon y recto
Imagen del intestino grueso vigilado por profesionales

¿Qué síntomas produce?

Con frecuencia el cáncer colorrectal es un proceso silencioso que es sencillo que pase desapercibido al inicio. Cuando se manifiesta puede presentar estos síntomas:

  • Cambio en el ritmo de evacuación del intestino, especialmente si aumenta la frecuencia o existe diarrea y/o estreñimiento con una duración de varias semanas
  • Anemia
  • Pérdida de peso injustificada
  • Sangrado por el ano sin causa aparente
  • Dolores abdominales severos

Si has notado alguno de estos síntomas consulta con tu profesional de medicina de referencia porque, aunque no siempre es cáncer, sí podría serlo. Además, detectarlo al inicio mejora el pronóstico.


¿Se puede prevenir?

En los últimos años se están diagnosticando más casos de cáncer. Se sabe que está relacionado con determinados estilos de vida como una dieta inadecuada, consumo de tabaco, inactividad física y enfermedades como la obesidad.

Para prevenir, cuídate siguiendo estos hábitos saludables:

Icono realizar deporte
Realizar 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de actividad física vigorosa a la semana
Icono alimentación saludable
Seguir una alimentación variada, rica en fibra, verduras, frutas y baja en grasas saturadas
Icono eliminar tabaco
No fumar
Icono evita alcohol
Evitar el consumo de alcohol. El único consumo seguro es cero gramos
Icono evitar sobrepeso
Evitar el sobrepeso y la obesidad
Icono eliminar carnes rojas y procesadas
Limitar el consumo de carnes rojas y procesadas

¿Cuál es el pronóstico?

El pronóstico depende de varios factores, cómo de avanzado y extendido esté es uno de los principales. Si se detecta a tiempo, el tratamiento es más sencillo y las probabilidades de curación son mayores, pudiendo lograrse una supervivencia superior al 90% en quienes se diagnostica en fases iniciales, normalmente antes de que aparezcan síntomas.

El Departamento de Salud de Gobierno Vasco y Osakidetza ofrecen un programa de detección precoz de cáncer de colon y recto.

Programa de detección precoz de cáncer de colon

Su objetivo es detectar de forma precoz lesiones y cáncer en sus fases iniciales.

Al tratar estas lesiones de manera anticipada, se disminuye la probabilidad de que lleguen a ser malignas.

Infórmate

Contacto


Diagnóstico y tratamiento

La colonoscopia es la prueba más utilizada para diagnosticar el cáncer colorrectal. Puede ser que exista o no un resultado positivo previo del test de sangre oculta en heces. A veces, mientras se realiza, se detectan pólipos (lesiones premalignas) que con el tiempo pueden evolucionar hacia un cáncer.

Generalmente se extirpan en el mismo procedimiento para reducir riesgos en el futuro. Si existe una lesión y no se ha podido quitar en la colonoscopia, podría ser necesario realizar una intervención quirúrgica programada.

Según diversos factores, entre los que estaría lo avanzado que se encuentre, la localización y la dimensión del tumor, puede ser necesario el tratamiento de quimioterapia o radioterapia.

Imagen de un profesional revisando el intestino rodeado de medicamentos

Colonoscopia

La colonoscopia es una prueba diagnóstica que se emplea para detectar y, en algunos casos, tratar los pólipos o el cáncer colorrectal. La realidad es que en la mayoría de las ocasiones no se observa ningún problema de salud.

Se realiza en el hospital bajo sedación (somnolencia y relajación producida por fármacos) y sin necesidad de ingreso. La mayoría de las personas puede seguir con su rutina habitual al día siguiente, porque la prueba se tolera bien.

Consiste en introducir un tubo delgado y flexible por el ano y ver la pared interna del colon y recto mediante la cámara que lleva. Después de pasar un tiempo en observación y recibir la información sobre signos y síntomas a vigilar, regresarás a tu domicilio. La posibilidad de que surjan complicaciones como sangrado y perforación es muy poco frecuente.

Es imprescindible hacer una preparación específica los días previos para eliminar los restos de heces que entorpecen la correcta visualización. Tu profesional de enfermería del centro de salud te explicará cómo hacer esa preparación. Si no has podido completar las pautas, avisa antes de la prueba.

Fecha de ltima modificacin: