Osakidetza invita a participar a mujeres de 25 a 65 años en el Programa de Prevención Precoz de Cáncer de Cérvix, mediante el envío de cartas

Fecha de publicación: 

Tras unos meses de suspensión por la pandemia, el Programa de Prevención de cribado de cáncer de cérvix se ha reactivado de nuevo y en estos días las mujeres del País Vasco ya están recibiendo cartas de invitación para participar en él. En dicha carta se les informa de que si desean participar en este programa tienen que llamar a su centro de salud para solicitar una cita con su matrona.

Osakidetza, dentro del Plan Oncológico de Euskadi 2018-2023 impulsado por el Departamento de Salud, inició este programa poblacional en junio del 2018 que a día de hoy está extendido en toda la CAPV, Desde su puesta en marcha, casi 100.000 mujeres han sido invitadas a participar.

El cáncer de cérvix, también conocido como cáncer de cuello útero (CCU), es la cuarta neoplasia más frecuente en el mundo en las mujeres. Sabemos que la prevención es nuestro mejor aliado para luchar frente a él. Es por ello que el cribado junto con la vacunación frente al virus del Papiloma humano (VPH) en niñas consiguen una alta eficacia en prevención. En mayo de 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un llamamiento mundial a la acción para la eliminación del cáncer de cuello uterino, a través de una estrategia conjunta de vacunación en niñas, cribado poblacional y tratamiento precoz.

El objetivo del Programa de cribado de cáncer de cérvix de Euskadi, es detectar las lesiones premalignas asintomáticas cuyo diagnóstico y tratamiento evita la progresión a cáncer. Las pruebas de cribado que se realizan para ello son la citología y la prueba del VPH.

El virus del papiloma humano (VPH) es el agente causal del cáncer de cérvix y de sus lesiones precursoras. Se transmite mediante el contacto de la piel o mucosas y la principal vía de contagio es la sexual. De hecho, esta infección constituye la infección de transmisión sexual más frecuente a nivel mundial. Lo bueno es que la mayoría son transitorias, es decir, el organismo elimina la infección. Pero en algunos casos, la infección persiste en el tiempo y puede ocasionar cáncer de cérvix.

Hasta la fecha, 6 de cada 10 de las mujeres que recibe la carta de invitación, ha participado. Confiamos en que cada vez sean más las mujeres que acudan a esta llamada de participación y que el conocimiento de la enfermedad, en la población en general, sea mayor pudiendo evitar así tener que detectar este cáncer en fases tardías.

covid personas