Campaña de vacunación antigripal 2021

La gripe es una enfermedad infecciosa y muy contagiosa que en general es benigna. La mayoría de los afectados se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento. Sin embargo, en personas de edad avanzada o con patologías crónicas, la gripe puede conllevar graves complicaciones.

La vacuna, por su seguridad y eficacia, es la principal medida de prevención para hacer frente a la gripe.

La campaña de Vacunación Antigripal en Euskadi comienza el 18 de octubre y está dirigida principalmente a proteger a las personas que tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones en caso de padecer la gripe y a las que pueden transmitir la enfermedad a otras que tienen un alto riesgo de complicaciones:

  • A personas de 65 o más años.
  • A personas con enfermedades crónicas: pulmón, corazón, hígado, diabetes...
  • A las mujeres embarazadas.
  • A profesionales de la salud.
  • A cuidadores familiares o convivientes de personas con alto riesgo.

Además, Osakidetza ofrecerá administrar la TERCERA DOSIS de la vacuna contra la COVID al mismo tiempo que la de la gripe en aquellos casos en los que se cumplan dos requisitos: tener 70 años o más y haber recibido la vacuna contra la COVID hace más de 6 meses.

Campaña gripe vacunación 2021

¿CÓMO COGER CITA?

¡Atención! Si no eres colectivo de riesgo, debes esperar hasta el 15 de noviembre

¿DÓNDE TENGO QUE VACUNARME?

Este año la campaña se desarrollará en su centro de salud habitual, ambulatorio o consultorio.


¡PROTÉGETE!

La gripe se contagia de persona a persona por las gotitas de saliva que se expulsan por la boca o la nariz al hablar, toser o estornudar. Por ello, además de la vacuna, algunas medidas para evitar la gripe y otras infecciones respiratorias son:

  • Uso de mascarilla.
  • Realizar higiene de manos frecuentemente.
  • Ventilar los espacios cerrados.
  • Procurar cubrir la boca y la nariz al toser o estornudar con el codo.
  • Utilizar pañuelos de papel desechables.
  • Evitar en la medida de lo posible las aglomeraciones de personas.

Documentos relacionados


Preguntas frecuentes

¿Qué es la gripe?

La gripe es una enfermedad infecciosa respiratoria producida por un virus. El virus se transmite con facilidad propagándose rápidamente (en nuestro entorno, en otoño e invierno mayoritariamente).

¿Cuáles son los síntomas?

Las personas que contraen la gripe a menudo presentan algunos de los siguientes síntomas: fiebre, dolor de garganta, mucosidad nasal, tos seca, cefalea, dolor muscular y cansancio. Los síntomas de la enfermedad comienzan de 1 a 4 días tras la entrada del virus al organismo.

¿Cómo se transmite?

La gripe se transmite de persona a persona:

  • A través de gotitas respiratorias producidas por una persona infectada al hablar, toser, estornudar o cantar. Es la vía más frecuente de transmisión.
  • Al tocar objetos en los que pueda haber gotitas o secreciones de una persona infectada y tocarse, posteriormente, la boca, la nariz o los ojos.

¿Durante cuánto tiempo se puede contagiar la gripe?

Las personas que se infectan por el virus de la gripe pueden transmitirlo desde 1 día antes del comienzo de los síntomas hasta 3 a 7 días después. Las personas infectadas pueden transmitir el virus, aunque no tengan síntomas ni padezcan la enfermedad. Los niños pueden transmitir la gripe incluso durante más de 7 días tras el comienzo de los síntomas.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de padecer gripe?

Las complicaciones más frecuentes tras una infección por el virus de la gripe son: neumonía, otitis, sinusitis, deshidratación o empeoramiento de una enfermedad crónica de base, como insuficiencia cardiaca congestiva, asma o diabetes.

Cualquier persona puede padecer complicaciones tras una gripe, pero son más frecuentes en aquellas con enfermedades crónicas o determinadas situaciones (edad avanzada, embarazadas, sobrepeso, etc.).

¿Cuál es el tratamiento de la gripe?

No existe tratamiento contra el virus. El único tratamiento de la gripe se dirige a aliviar los síntomas que la enfermedad produce.

Consejos en caso de padecer gripe: descansar, beber abundantes líquidos, evitar el consumo de alcohol o tabaco, tomar medicación que mejore los síntomas de la gripe (como medicamentos para bajar la fiebre…).

No se debe administrar aspirina a niños/as ni adolescentes (podría provocar un síndrome raro pero grave que se denomina Síndrome de Reye).

¿Los fármacos antigripales pueden prevenir o curar la gripe?

Los fármacos antigripales que se anuncian extensivamente en otoño e invierno NO curan ni previenen la gripe. No actúan sobre el virus de la gripe y su efecto es aliviar los síntomas que la infección produce. Suelen contener varios medicamentos asociados para combatir los síntomas de la infección y no son inocuos, sino que pueden provocar reacciones adversas.

¿Son efectivos los antibióticos frente a la gripe?

La gripe está causada por un virus, así que los antibióticos (que son fármacos que actúan frente a las bacterias) no son eficaces. No mejoran los síntomas ni aceleran la curación. Además, no están exentos de efectos secundarios, y un uso inadecuado puede hacer que las bacterias se hagan resistentes a ellos.

¿Cómo se puede prevenir la gripe?

La vacunación es la medida más eficaz para prevenir la gripe y sus complicaciones. Además de la vacunación se recomiendan otras medidas de prevención como:

  • Uso de mascarilla.
  • Ventilar los interiores.
  • Evitar aglomeraciones.
  • Taparse la boca al toser o estornudar, preferiblemente con pañuelos desechables.
  • Lavarse con frecuencia las manos, sobre todo después de haber tosido o estornudado.
  • Limitar contacto con otras personas si se tiene malestar, fiebre u otros síntomas de gripe.

¿Por qué es necesaria la vacunación frente a la gripe todos los años?

La vacunación es necesaria cada año por dos motivos:

  • Los virus de la gripe tienen una elevada capacidad para variar proteínas que tienen especial relevancia para infectar. Ello implica que aparezcan nuevos virus de la gripe para los que el ser humano no tiene protección.
  • Además, los anticuerpos producidos por las personas gracias a la vacunación disminuyen con el tiempo.

¿Cuál es la efectividad de la vacuna de la gripe?

La efectividad de la vacuna de la gripe depende fundamentalmente de dos factores:

  • La edad y el estado de salud de la persona vacunada.
  • La similitud entre los virus de la gripe que circulan y aquellos con los que se fabricó la vacuna.

Sin embargo, si la persona que adquiere la infección se ha vacunado, la enfermedad será con alta probabilidad menos grave. Se trata de una vacuna muy segura y con alto impacto para evitar un alto porcentaje de hospitalizaciones y muertes.

¿De qué está compuesta la vacuna de la gripe?

En esta temporada la vacuna de la gripe es tetravalente, lo que significa que contiene cuatro tipos de virus de la gripe (dos de tipo A y dos de tipo B). Estos virus se seleccionan en función de la vigilancia realizada por la Organización Mundial de la Salud en cada temporada epidémica.

¿Qué tipos de vacunas se van a administrar este año en Euskadi?

Las vacunas que se utilizarán esta temporada en Euskadi son vacunas inactivadas. Se trata además de vacunas tetravalentes, es decir, ofrecen protección frente a 4 tipos de virus gripales.

¿Es segura la vacuna frente a la gripe?

Multitud de estudios clínicos han confirmado la seguridad de la vacuna frente a la gripe. En el mundo se administran cientos de millones de dosis de vacuna frente a la gripe.

¿Cuáles son los efectos secundarios más frecuentes de la vacunación?

El efecto secundario más frecuente tras la administración de la vacuna es molestia y/o dolor en el lugar de la inyección. Estas reacciones locales suelen durar menos de 48 horas y rara vez interfieren con la vida normal de las personas vacunadas. Otras reacciones con un tiempo de duración similar pueden ser: fiebre, malestar o dolores musculares.

¿Puede la vacunación ocasionar gripe?

Las vacunas que se comercializarán en Euskadi en esta campaña son inactivadas; es decir, están compuestas por fracciones de virus y nunca por virus vivos completos, por lo que no pueden causar gripe.

¿Por qué hay personas que tienen síntomas catarrales tras la vacunación frente a la gripe?

  • Coexisten numerosos virus respiratorios (rinovirus, virus sincitial respiratorio, virus parainfluenza, adenovirus…) que se propagan y causan enfermedad durante la temporada de gripe. La vacuna no protege de estos virus.
  • Desde que se recibe la vacuna, se necesitan dos semanas para que el cuerpo esté protegido frente a la gripe. Es posible que en ese tiempo alguien se infecte de la gripe pese a estar vacunado.
  • Algunas personas pueden infectarse por un virus de la gripe diferente a los que están incluidos en la vacuna o pueden no quedar adecuadamente protegidas debido a la edad avanzada o al estado de salud.

¿En quiénes está contraindicada la vacuna?

  • Niños y niñas menores de 6 meses.
  • Personas alérgicas a los principios activos o a algún componente de la vacuna.
  • Personas que han tenido una reacción alérgica grave a una vacuna de la gripe con anterioridad.
  • Personas que tengan fiebre o una infección aguda: la vacunación deberá posponerse hasta que se hayan recuperado.

¿Es necesario vacunarse si considero que soy una persona sana y tengo buena salud?

Cualquier persona puede enfermar de gripe y sufrir graves complicaciones. La vacuna se recomienda fundamentalmente a las personas con alto riesgo de sufrir complicaciones en caso de tener la gripe y a las personas en contacto con ellas, ya que pueden transmitírsela, para protegerlos y proteger a los que les rodean.

Si no perteneces a los grupos de riesgo, pero deseas vacunarte, puedes contactar a partir del 15 de noviembre con tu centro de salud para solicitar una cita o hacerlo a través de la web.

¿Es mejor contraer la enfermedad que vacunarse frente a la gripe?

No. La gripe es una enfermedad que puede ser grave, especialmente en la población mayor y personas que padecen ciertas enfermedades crónicas. La infección por gripe puede suponer que presenten complicaciones graves, como la hospitalización o la muerte. Por consiguiente, para obtener protección inmunitaria, vacunarse es una opción más segura que correr el riesgo de enfermar.

¿A quién se recomienda la vacunación de la gripe?

Se recomienda la vacunación frente a la gripe especialmente en los siguientes cuatro grupos de población:

  • Personas a partir de los 65 años de edad. Se hará especial énfasis en aquellas personas que conviven en instituciones cerradas.
  • Personas entre los 6 meses y los 65 años de edad que presentan un alto riesgo de complicaciones por presentar alguna enfermedad de base.
  • Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones: personas cuidadoras, convivientes de personas de alto riesgo.
  • Personal sanitario y sociosanitario, así como ciertos grupos considerados esenciales.

¿Me puedo vacunar si estoy embarazada?

Se recomienda la vacunación en las embarazadas en cualquier trimestre de gestación porque proporciona un triple efecto:

  • Protección de la madre.
  • Protección del neonato.
  • Protección del lactante en los primeros meses de vida.

¿Cuándo vacunarme si estoy embarazada?

Durante la campaña de vacunación frente a la gripe se recomienda una dosis de vacuna inactivada a embarazadas en cualquier trimestre de gestación.

¿Pueden vacunarse las personas inmunodeprimidas?

Sí, se recomienda la vacunación en los pacientes con inmunodepresión como aquellos con inmunodeficiencias primarias o secundarias a la administración de ciertos tratamientos, con cáncer, infectadas por el virus del VIH, trasplantadas, personas sin bazo, etc.

¿Pueden vacunarse frente a la gripe las personas que han tenido COVID-19?

No se conocen contraindicaciones médicas de vacunación frente a la gripe en aquellas personas en las que está indicada y que hayan tenido infección por COVID-19. La administración de las vacunas inactivadas frente a la gripe es segura en personas en estos casos.

¿Es necesario que me vacune si uso mascarilla?

Sí. El uso de mascarilla y otras medidas preventivas ayudan a la prevención de los virus respiratorios. Sin embargo, la mejor manera de reducir el riesgo de enfermar a causa de la gripe y sus posibles complicaciones es la vacuna. Al vacunarse contra la gripe, también puede proteger a las personas que son más vulnerables a presentar complicaciones derivadas de la gripe.

Fecha de última modificación: