Sfilis

¿Qué es la sífilis?

La sífilis en una infección de transmisión sexual causada por una bacteria llamada Treponema Pallidum.

Se puede contraer cuando se mantienen relaciones sexuales sin preservativo con una persona que tiene la infección, a través de relaciones sexuales anales, vaginales o por el sexo oral. Las mujeres embarazadas pueden transmitir la enfermedad a su bebé. La sífilis favorece considerablemente la transmisión sexual del VIH.

Sífilis

Diagnóstico y pruebas complementarias

Se diagnostica mediante un análisis de sangre para detectar los anticuerpos frente a esta infección. El médico hará el diagnóstico con los resultados de las pruebas junto con la exploración física.

Síntomas

Existen 4 etapas en la infección:

  1. Sífilis primaria: aparece una úlcera no dolorosa, llamada chancro, en aquella parte del cuerpo que ha estado en contacto con la bacteria, generalmente 2-3 semanas después de haber tenido relaciones sexuales con una persona con la infección.

    Suele localizarse generalmente en el pene, la vulva, la vagina o el ano. Es posible que la úlcera pase desapercibida dependiendo de su localización. Puede tardar en curarse hasta 6 semanas.

  2. Sífilis secundaria: si no se trata, la infección progresa a esta segunda fase, que suele producirse entre 3 y 6 semanas después de la aparición de la úlcera.

    Los síntomas incluyen erupción cutánea, que a menudo afecta a las palmas de las manos y plantas de los pies, inflamación en la zona genital, manchas blancas en la boca y glándulas inflamadas.

  3. Sífilis latente: cuando los síntomas de la sífilis secundaria han desaparecido, es posible que no haya síntomas durante varios años, pero la infección continúa manteniéndose y puede detectarse a través de una analítica de sangre.
  4. Sífilis terciaria: aproximadamente 1 de cada 10 personas con sífilis no tratada desarrollará graves problemas neurológicos, osteoarticulares o cardíacos, muchos años después de la infección.

Prevención y factores de riesgo

La sífilis se previene utilizando siempre preservativo en las relaciones sexuales vaginales, anales y en el sexo oral.

Tratamientos y cuidados

Es importante recibir tratamiento específico tan pronto como sea posible, ya que la infección puede causar complicaciones y graves problemas de salud si no se trata.

El tratamiento es sencillo y eficaz y consiste en antibióticos.


Icono pedir información

Enlaces de interés

Fecha de ltima modificacin: