Virus del Papiloma Humano

¿Qué es la infección genital por virus del papiloma humano (VPH)?

Es una infección de transmisión sexual causada por el Virus del Papiloma Humano (VPH). Existen más de 100 tipos diferentes de VPH, de los cuales 15-20 pueden afectar a la zona genital masculina o femenina.

Es la infección sexual más frecuente. Se puede contraer cuando se mantienen relaciones sexuales no protegidas por vía vaginal, anal, oral o por contacto genital estrecho, con una persona que tiene la infección.

Infección genital por virus del papiloma humano

Diagnóstico y pruebas complementarias

No es posible determinar si una persona tiene o no infección por el VPH a través de una analítica.

El diagnóstico se puede realizar mediante técnicas de biología molecular cuando las personas consultan tras la aparición de verrugas genitales u otras lesiones anogenitales. En las mujeres, al realizar el cribado de cáncer de cuello uterino, se efectúan las pruebas para determinar si existe infección por el VPH.

Síntomas

La infección por el VPH a menudo no presenta síntomas, y en más del 80% de los casos es transitoria y el virus se elimina espontáneamente.

En ocasiones el VPH produce una infección persistente que puede originar la aparición de verrugas genitales, cáncer de cuello uterino o cáncer anogenital.

Prevención y factores de riesgo

Existe una vacuna segura y eficaz, que protege frente a las enfermedades causadas por el VPH (verrugas, cáncer) cuando se administra antes del inicio de las relaciones sexuales. Esta vacuna está incluida en el calendario vacunal.

Se debe utilizar preservativo correctamente cada vez que se mantengan relaciones sexuales. Esto puede reducir las probabilidades de contraer el VPH. Sin embargo el VPH puede infectar zonas que el preservativo no cubre, por lo que pueden no ofrecer una protección total contra el VPH.

Tratamientos y cuidados

No hay un tratamiento para el VPH, pero en la mayoría de los casos evoluciona espontáneamente a la curación.

De todos los tipos de VPH, sólo dos (VPH 16 y 18) son de alto riesgo para el cáncer de cuello uterino. En la actualidad existe un Programa de detección precoz de cáncer de cérvix  que es muy efectivo para poder detectar la enfermedad, controlar su desarrollo y tratar las lesiones precursoras, disminuyendo así las probabilidades de desarrollar este tipo de cáncer.

Existe otros tipos de VPH (VPH 6 Y 11) que son de bajo riesgo y provocan lesiones benignas como las verrugas genitales o condilomas, que se suelen tratar localmente.


Icono pedir información

Enlaces de interés

Fecha de ltima modificacin: