Portal de Osakidetza

Acceso a la página de inicio de euskadi.eus

Estás en:
  1. Inicio
  2.  
  3. Búsqueda y resultados

Fecha de publicación: 21/01/2015

Osakidetza cuenta con un plan de contingencias para hacer frente a la gripe

Departamento de salud

El nivel de actividad gripal en Euskadi ha dado un salto cualitativo, situándose en una tasa de incidencia de 209,62 casos por cien mil habitantes. Este aumento viene determinado por la elevada circulación de virus gripales que, tras los análisis microbiológicos realizados, confirman ser de carácter mixto con predominio del tipo A frente al virus del tipo B, ambas cepas incluidas en la vacuna de este año.

Según los datos ofrecidos por la Red de Médicos Vigía de la CAPV (red que se activa anualmente para la vigilancia de la gripe estacional), los grupos de edad más afectados son los que se encuentran entre 0 y 4 y 5 a 14 años.

Hasta ahora se han registrado 6 casos de personas hospitalizadas con confirmación de gripe, de los que el 83% son hombres. La totalidad de los casos presentaron neumonía y uno de ellos necesitó ingreso en UCI. El 33% de las personas afectadas y que tenían indicada la vacunación, no habían recibido la vacuna antigripal.

En cuanto a la demanda de consultas por síndrome gripal atendidas en los Centros de Atención Primaria de Osakidetza, éstas han ascendido a 2.759.

Por Territorios, Gipuzkoa ha sido el más afectado, con una incidencia de 153,2 casos por 100.000 habitantes, seguida de Araba con 121,5 casos, siendo Bizkaia la que ha registrado el menor número de casos con 110,8 por 100.000 habitantes.

Para hacer frente a este importante incremento de los casos por gripe, el Departamento de Salud y Osakidetza han elaborado un Plan de contingencias que facilite las líneas de actuación en todos los ámbitos asistenciales - Atención Primaria y Especializada de hospitales, Comarcas y OSIs - para dar la respuesta más adecuada según las necesidades que vayan surgiendo. Las medidas previstas tienen el objetivo de minimizar los efectos que puedan derivarse de la onda epidémica. Con tal fin, se ha habilitado y reforzado toda la infraestructura hospitalaria para poder ingresar a aquellas personas que lo necesiten por complicaciones derivadas por gripe.

Entre las medidas adoptadas para poder dar una respuesta asistencial adecuada, se encuentra la habilitación de recursos como son la disponibilidad de apertura de 465 camas con carácter extraordinario y la contratación de 315 profesionales entre médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería y celadores. Las especialidades médicas reforzadas corresponden a profesionales especialistas en medicina interna, neumología y pediatría.

Además, se han reforzado los Puntos de Atención Continuada (PAC) en el horario de fin de semana. Algo que también se produce en las Urgencias hospitalarias, tanto infantiles como de adultos.

Como medida excepcional, este Plan contempla la posibilidad, llegado el caso, de incorporar recursos adicionales externos como la concertación de camas y servicios en centros sanitarios privados.

Otras medidas destacadas del Plan son:

  • Priorizar la atención domiciliaria y ambulatoria sobre la hospitalaria.
  • Potenciación de las consultas y seguimientos de atención no presencial.
  • Ampliación del horario de las agendas de consulta y disminución de la actividad programada en Atención Primaria.
  • Refuerzo de los recursos en los Centros de Salud y PAC en función de la evolución de la demanda asistencial en consulta y en domicilio.
  • Reorganización de la actividad quirúrgica programada, potenciando la cirugía mayor ambulatoria con el fin de evitar ingresos y poder disponer de más camas.
  • Adaptación de espacios y personal para aumentar la capacidad de respuesta de los centros asistenciales.

Finalmente, recordar que la gripe es una enfermedad molesta, pero benigna en la población sana, que no tiene tratamiento médico específico. Reposo, beber abundantes líquidos y tomar antitérmicos para atajar la fiebre son las principales recomendaciones. Es importante tener en cuenta que dado su alto índice de transmisión y contagio es importante adoptar medidas higiénicas precautorias como protegerse frente a la tos y el estornudo, lavarse frecuentemente las manos o utilizar pañuelos desechables. Asimismo, se recomienda que en caso de que la fiebre persista y se necesite atención sanitaria por un proceso gripal se acuda al médico de familia y se siga sus indicaciones.


Euskadi, bien común